instagram linkedin

Koh Tao, isla tortuga en el Golfo de Tailandia

Después de dejar atrás Birmania, decidí tomar rumbo hacia el sur del Sureste Asiático. Mi próximo destino iba a ser Malasia pero ya que pasaba cerca, no quería dejar pasar la oportunidad de visitar por lo menos una de las islas paradisiacas de Tailandia. Me decanté por la más pequeña y menos turísticas de todas ellas, Koh Tao.

Conocida también como “Isla Tortuga”, Tao es un destino que aúna todas las características de las mejores islas tropicales. Perfectas playas de arena blanca que abrazan una isla montañosa de 21km2, rodeada por las aguas cristalinas del Golfo de Tailandia; arrecifes de coral y un amplio rango de coloridas criaturas marinas, incluyendo tortugas y tiburones ballena.

La isla, situada a 55km norte de Koh Samui, durante el comienzo del siglo pasado era usada puntualmente como prisión (al puro estilo Conde de Montecristo) y como refugio de algunos pescadores durante las épocas de lluvias. Los primeros habitantes estables no llegaron hasta la década de los 80. Hoy en día es un destino de mucha popularidad entre los amantes del submarinismo y la vida marina (la reintroducción de cientos de tortugas que estaban heridas o perdidas a los ecosistemas de la isla y la conservación de los arrecifes de coral, forman parte del día a día en la isla).

Pese a que más de 100.000 personas la visiten anualmente, el numero de turistas es notablemente inferior que el de sus islas hermanas Samui y Phangan. Las islas más grandes basan su economía en las fiestas nocturnas mientas que en Tao la vida es mucho más relajada. El buceo es el gran motor que mueve la isla. Todo fluye a otro ritmo en Tao, tanto que aún se pueden encontrar lugares  poco frecuentados tanto en la playa como en la jungla.

Por si las playas paradisiacas y las aguas transparentes no fueran suficientes, Koh Tao ofrece mucho más. Los amantes del trekking o de las excursiones en la jungla tienen su lugar entre las montañas de la isla. John-Suwan Viewpoint (nombrado así por los apellidos de dos amigos que descubrieron el mirador mientras buscaban un lugar donde construir su casa) es el lugar más alto del sur de Tao y ofrece unas vistas panorámicas del norte de la isla que muestran en una mismo instante Chalok Baam Khal Bay y Shark Bay. Es probablemente uno de los lugares más bonitos de la isla, el color saturado de la palmeras y el panorama montañoso hacen que parezca que estés protagonizando un episodio de Lost.

Freedom Beach, Aow Leuk, SaiNuan. Koh Tao es una isla que vale la pena ser visitada por tu cuenta. Descubrir los rincones ocultos de la isla sin ningún tour de por medio merece mucho más la pena y le da un aire de aventura a la experiencia. Es muy divertido rodar en moto por las pequeñas carreteras y dejarse llevar por la deriva en búsqueda de sitios poco concurridos. Hay muchos lugares que merecen ser descubiertos en silencio y soledad, dejando el protagonismo al sonido del mar y del viento que se cuela entre los palmerales.