facebook instagram pinterest linkedin

Publicación en “SModa” de ElPaís

Más allá de Gaudí, de la Pedrera y del modernismo, en Barcelona se pueden encontrar una serie de edificios construidos en las décadas de los 60 y los 70 que adaptaron muchas de las corrientes arquitectónicas de la época –brutalismo, racionalismo, organicismo– al estilo y los materiales de aquí.

En muchos de estos edificios, la mayoría situados en barrios de alto poder adquisitivo, los constructores no escatimaban en gastos y los arquitectos tuvieron manga ancha para decorar las porterías con una serie de elementos distintivos (obras de arte, mobiliario, buzones, luces…) que sin duda las convierte en visita obligada para cualquier amante del diseño de interiores. Sin ánimo de ser exhaustivos, hemos seleccionado cinco que destacan sobre el resto.