instagram linkedin

Overshoot Day, el día de la Deuda Ecológica

Overshoot Day 2023

Estamos en números rojos. Muy a nuestro pesar, este 2 de agosto se celebra el Overshoot Day o Día de la Sobrecapacidad de la Tierra, con ello significa que ya hemos consumido todos los recursos del planeta para lo que queda de año.

En España las cifras aún son más preocupantes, hemos terminado los recursos disponibles a finales del mes de mayo. Si todo el mundo viviera como la media española, necesitaríamos 2.59 planetas para abastecernos.

Ante estos datos tan espeluznantes, nos damos cuenta que el cuidado del Planeta es una responsabilidad que recae en todos nosotros. Es importante buscar formas más sostenibles de vivir y construir. Si nuestras ciudades fueran más sostenibles, el Día de la Sobrecapacidad no llegaría tan pronto.

Los informes no son positivos

 

Según el informe de 2022 realizado por la Red de Huella Global, que recoge los datos hasta 2018, el ritmo de consumo de un ciudadano español medio ha generado un déficit ecológico (overshoot) de 2,8 hag (hectáreas globales por persona).

Ese déficit se produce porque la biocapacidad por persona (capacidad de regeneración biológica) se encuentra en 1,5 hag y España tiene una huella ecológica total de 4,3 hag (nuestra demanda de recursos individuales, de empresas y gobiernos).

Es por esto por lo que es urgente promover una recuperación económica sostenible teniendo en cuanta los límites del planeta y una reducción de la huella ecológica de la humanidad. Una de estas soluciones es la construcción con materiales naturales, que ofrece una alternativa más ecológica y saludable en comparación con los materiales convencionales.

El sector de la construcción es una de las actividades humanas que más recursos naturales consume y más residuos genera, teniendo un impacto del 40% en el computo global de emisiones de C02 en la atmósfera. Desde la extracción de materiales hasta la emisión de gases de efecto invernadero durante el proceso de fabricación, la construcción tiene un impacto significativo. Sin embargo, utilizando materiales naturales, es posible reducir este impacto de una manera notable.

 

La clave reside en el uso de materiales naturales

 

Educación AmbientalLos materiales como la madera, la piedra, el bambú, el adobe o la paja, son renovables, biodegradables y abundantes en la naturaleza. Al utilizar estos materiales en la construcción, se evita la extracción y producción intensiva de recursos no renovables, como el cemento y el acero, que son altamente contaminantes. Además, estos materiales naturales tienen una huella de carbono mucho más reducida, lo que significa que contribuyen menos al calentamiento global y al cambio climático.

Sin olvidar que los materiales naturales tienen excelentes propiedades a nivel de aislamiento térmico y acústico. Esto no solo ayuda a disminuir el consumo de energía, sino que también reduce las emisiones de GEI asociadas con la generación de energía a la vez que genera espacios más sanos y confortables.

Y pensando en un espectro que va más allá de la construcción y el ser humano, la construcción con materiales naturales también promueve la conservación de la biodiversidad.  En el caso de la madera, al utilizar un material que proviene de bosques gestionados de forma sostenible, se fomenta el cuidado del bosque y la reforestación, ayudando a luchar contra la deforestación incontrolada

 

Son necesarias decisiones políticas valientes

 

Pero no todo está en nuestras manos, es necesario una toma de decisiones urgentes a nivel político. Decisiones efectivas para lograr retrasar el día de la sobrecapacidad de manera progresiva en los próximos años. Necesitamos líderes que tengan un compromiso real hacia el medioambiente y con los Objetivos de Desarrollo Sostenibles. Entre todos podemos lograr que el Overshoot Day no se celebre más.

El cuidado del planeta es fundamental para asegurar un futuro sostenible para las generaciones venideras. Desde ARQUIMA fomentamos la construcción con materiales naturales como forma más efectiva de reducir el impacto asociado a la industria de la construcción. No solo queremos reducir la mochila ambiental de nuestras edificaciones, también promover la conservación de los recursos naturales y el impulso de la economía local.